La Aduana y el 5 de febrero

Comparte este contenido en tus Redes
Accesos: 37

El 5 de febrero es una fecha importante para la Aduana cubana, pues marcó un momento fundamental en su existencia a partir de los cambios sociales y económicos surgidos después del 1959, pero ¿qué celebramos exactamente este día?

El surgimiento de la Aduana en Cuba estuvo intrínsecamente ligado al contexto histórico de la colonización y al desarrollo de la economía de la isla como colonia española La Metrópolis española siempre reconoció la importancia estratégica de Cuba como una parada clave en las rutas comerciales entre Europa y el Nuevo Mundo y ya en el siglo XVI convirtió a La Habana en el único puerto autorizado comercial con la Metrópolis a través de La Casa de Contratación de Sevilla

Posteriormente y a lo largo de los siglos XVII y XVIII se implementaron variadas medidas para supervisar el flujo de productos y garantizar la recolección de impuestos a la importación y exportación de mercancías, así como prevenir el contrabando y la evasión fiscal.

El siglo XIX fue un período crucial en la historia de Cuba. El auge de la industria azucarera, pilar de la economía cubana, generó un aumento en el comercio y en la importación y exportación de mercancías, lo que requirió una adaptación y fortalecimiento de las instituciones aduaneras.

Después de la Guerra Hispano-Estadounidense (1898), Estados Unidos ocupó Cuba hasta 1902, lo que tuvo un impacto significativo en la administración y regulación aduanera cubana. Se implementaron medidas para modernizar las aduanas y se crean las “Ordenanzas de Aduanas de la República de Cuba” que se mantienen vigentes hasta después de 1959.

El periodo entre 1900 y 1959 en Cuba fue un momento de cambios significativos, tanto en términos políticos como económicos. Durante este tiempo, la Aduana cubana experimentó diversas transformaciones influenciadas, entre otros factores, por la dependencia económica a los EEUU y en la década de los 40, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial, Cuba se convirtió en proveedor de productos esenciales a los aliados y experimentó un aumento de la actividad comercial momento en que la Aduana jugó un papel clave en facilitar este comercio y garantizar la recaudación de impuestos aduaneros.

En enero de 1959, el triunfo de la Revolución Cubana tuvo un impacto directo en todas las instituciones del país. Se implementaron reformas para nacionalizar la economía y establecer nuevas normas sobre el comercio exterior y en septiembre de 1960, la Ley 877 deroga las ya caducas Ordenanzas de Aduanas de 1901, lo que afectó la función y estructura de la Aduana

Sin embargo, esta Ley no contemplaba aún el monopolio del comercio exterior que era la base del trabajo aduanero en un país socialista, por lo que, el 5 de febrero de 1963 se promulga la Ley 1092, Ley de Procedimiento Aduanal, que es el primer cuerpo legal que establece la función de la Aduana Socialista como parte del sistema de control sobre el Monopolio Estatal del Comercio Exterior.

En el 1983, el Decreto Ley 67 crea La Aduana General de la República, AGR, otorgando a la institución la categoría de organismo autónomo, subordinado al Consejo de Ministros y posteriormente en 1996 se promulga el Decreto Ley 162, una nueva Ley de Aduana que atempera la actividad aduanera a los nuevos tiempos que corrían en el mundo y en Cuba tras la caída de la URSS,

Esta Ley, que incorporó modernos conceptos aduaneros a partir de la práctica internacional y las directivas de la Organización Mundial de Aduana (OMA) estableció, además, la actual estructura de la Aduana cubana en un Sistema de Órganos Aduaneros (SOA) integrado por la Aduana General de la República, las Delegaciones Territoriales de Aduanas y las Aduanas.

Así que ya lo saben. Aunque la Aduana cubana tiene más de 5 siglos, este 5 de febrero se cumple un aniversario más de la promulgación de la primera ley de aduanas cubana con un carácter socialista y, por lo tanto, del surgimiento de La Aduana Socialista

FELICIDADES A LA ADUANA CUBANA Y A TODOS SUS MIEMBROS