Sistema Armonizado (SA)

Comparte este contenido en tus Redes
Accesos: 189

El Sistema Armonizado de Clasificación y Designación de Mercancias (SA) es una nomenclatura internacionalmente reconocida y estandarizada utilizada para la clasificación y codificación de mercancías y productos que se comercian a nivel global.

Qué es

El Sistema Armonizado (SA) es una nomenclatura internacionalmente reconocida y estandarizada utilizada para la clasificación y codificación de mercancías y productos que se comercian a nivel global.

Fue desarrollado por la Organización Mundial de Aduanas (OMA) y se utiliza en casi todos los países del mundo para facilitar el comercio internacional y la gestión aduanera.

El SA abarca todos los productos objeto de comercio internacional y los clasifica en 21 secciones, 97 capítulos, alrededor de 1.200 partidas de 4 dígitos y más de 5.000 subpartidas de 6 dígitos.

El Sistema Armonizado abarca todos los productos objeto de comercio internacional y los clasifica en 21 secciones, 97 capítulos, alrededor de 1.200 partidas de 4 dígitos y más de 5.000 subpartidas de 6 dígitos. Se basa en un código numérico de entre seis y diez o más dígitos que permite proporcionar una descripción más detallada de las mercancías. Cada uno de los dígitos en el código tiene un significado específico:

Los dos primeros dígitos: Representan la sección, que generalmente se relaciona con la categoría principal del producto, como productos animales, productos vegetales, productos textiles, etc.

Los cuatro primeros dígitos: Describen la partida, que es una subcategoría más específica de la sección. Por ejemplo, dentro de la sección de productos textiles, la partida podría ser «prendas de vestir.»

Los dígitos adicionales (hasta un total de diez o más): Proporcionan detalles aún más específicos sobre el producto. Por ejemplo, dentro de la partida de «prendas de vestir,» los dígitos adicionales podrían indicar el tipo de tela, el género, el estilo, etc.

La importancia del SA en el comercio internacional radica en que permite a los operadores económicos, aduaneros y legisladores de cualquier país identificar el mismo producto mediante un código común, lo que facilita la comunicación, la negociación y la cooperación entre las partes mientras que contribuye a simplificar los procedimientos aduaneros, reducir los costos y los riesgos de error, mejorar la transparencia y la seguridad, y fomentar el cumplimiento de las normas internacionales permitiendo además recopilar datos comerciales, elaborar estadísticas económicas y facilitar la armonización de las políticas comerciales en el ámbito internacional.

Normas de aplicación y Notas Explicativas

Para aplicar correctamente el SA es necesario conocer las normas de aplicación y las notas explicativas que acompañan a la nomenclatura. Estas normas y notas establecen los criterios para determinar la clasificación de un producto en una determinada partida o subpartida, teniendo en cuenta factores como la forma, la función, el uso, el material o el proceso de fabricación

Las normas de aplicación y notas explicativas del SA son herramientas desarrolladas por el Comité del Sistema Armonizado y adoptadas por el Consejo de la OMA. y proporcionan descripciones técnicas de las mercancías e indicaciones prácticas para la clasificación e identificación de los productos y aunque no forman parte del Convenio del SA, constituyen la interpretación oficial de la Nomenclatura del SA a nivel internacional y sirven de referencia en el comercio mundial actual.

Las normas de aplicación del SA se componen de:

  1. las Reglas Generales, que establecen los principios generales de la clasificación arancelaria;

  2. las Notas Legales, que contienen instrucciones para delimitar el contenido y alcance de cada Capítulo del SA;

  3. los Criterios de Clasificación, que resuelven los casos en los que una mercancía pudiera incluirse en dos o más subpartidas.

Mientras las notas explicativas del SA comprenden:

  1. el Índice de Productos, que consiste en una relación alfabética de productos con el código del SA que les corresponde;

  2. las Notas Explicativas propiamente dichas, que aportan la interpretación oficial del SA para cada partida y subpartida.

Las normas de aplicación y notas explicativas del SA se actualizan constantemente para reflejar los cambios tecnológicos que se suceden, asñí como la aparición de nuevos productos. La última modificación entró en vigor en 2022, por lo que la versión actual se denomina edición 2022 de la Nomenclatura del SA.

Las Notas Explicativas, que están empaquetadas en cinco carpetas e incluyen suplementos oficiales de enmienda, son esenciales para garantizar una clasificación arancelaria uniforme y correcta y con ello facilitar el comercio internacional puesto que, por una parte los operadores económicos pueden consultarlas para conocer el código del SA que corresponde a sus productos y verificar qué líneas arancelarias y normas son aplicables mientras que las autoridades aduaneras pueden utilizarlas para controlar el cumplimiento de las obligaciones aduaneras y evitar errores o fraudes. Ç

Tipos de derechos de aduana

Los derechos de aduana, también conocidos como aranceles, son impuestos que se aplican a las mercancías importadas o exportadas al cruzar las fronteras de un país, que pueden tomar diferentes formas según su objetivo y función. Según sus objetivos económicos y comerciales, los gobiernos pueden elegir entre varías maneras de aplicarlos.

Derecho Ad Valorem: Este tipo de arancel se calcula como un porcentaje del valor declarado de la mercancía importada. Por ejemplo, si se impone un arancel ad valorem del 10% sobre un producto con un valor de $1,000, el importador deberá pagar $100 en aranceles.

Derecho Específico: Los aranceles específicos se aplican como una cantidad fija por unidad de medida, como peso, volumen o cantidad. Por ejemplo, un arancel específico de $5 por cada kilogramo de un producto importado significa que el importador pagará $5 por cada kilogramo de ese producto, independientemente de su valor.

Derecho Mixto o Combinado: Algunos países utilizan una combinación de aranceles ad valorem y específicos. Por ejemplo, podrían imponer un arancel ad valorem del 5% más un arancel específico de $2 por unidad.

Derecho Compuesto: Este tipo de arancel se basa en múltiples criterios, como el peso, el valor y otros factores. Puede ser más complejo de calcular y puede variar según la mercancía y el país.

Derecho Preferencial: Algunos países ofrecen aranceles preferenciales o reducidos a ciertos socios comerciales en el marco de acuerdos comerciales bilaterales o regionales. Esto tiene como objetivo fomentar el comercio entre los países signatarios.

Sistema Armonizado y clasificación arancelaria en Cuba

En el caso de Cuba, el Sistema Armonizado se aplica de manera rigurosa en todos los aspectos relacionados con el comercio exterior. Esto incluye la importación y exportación de bienes, así como la gestión de aduanas y la elaboración de estadísticas comerciales. A continuación, se destacan algunos aspectos clave de cómo se implementa el Sistema Armonizado en Cuba:

Clasificación de Mercancías: Todas las mercancías que ingresan o salen del país se clasifican de acuerdo con el Sistema Armonizado. Esto implica asignar un código SA específico a cada producto, lo que permite una identificación unificada y precisa de los mismos, lo cual es esencial para determinar los aranceles aduaneros a cobrar y la aplicación de ls regulaciones de importación y exportación, así como para garantizar un control adecuado de las mercancías.

Aranceles Aduaneros: Los códigos del SA son fundamentales para la determinación de los aranceles aduaneros en Cuba. Estos aranceles son aplicados a las mercancías importadas y pueden variar según la naturaleza y la clasificación de los productos. La aplicación de aranceles basados en el SA ayuda a regular el comercio y a generar ingresos para el país.

Estadísticas Comerciales: El Sistema Armonizado también se utiliza para recopilar datos sobre el comercio internacional de Cuba. Estas estadísticas son esenciales para evaluar el rendimiento económico del país, identificar tendencias comerciales y tomar decisiones políticas informadas.

Facilitación del Comercio: Al utilizar un sistema de clasificación común, Cuba puede simplificar los procedimientos aduaneros y facilitar el comercio internacional. Esto beneficia a los importadores y exportadores al reducir la complejidad y el tiempo necesario para el despacho de mercancías.

Cuba, al igual que otros países, el Sistema Armonizado de Clasificación y Codificación de Mercancías es una herramienta fundamental en la gestión del comercio internacional. Facilita la clasificación precisa de productos, la recaudación de aranceles aduaneros y la recopilación de datos comerciales y contribuye, además, a simplificar y agilizar los procedimientos aduaneros en beneficio tanto a los actores comerciales nacionales como a los internacionales que participan en el intercambio de bienes con Cuba.

En el Arancel Comercial cubano, el cobro de los derechos de aduana es Ad-Valorem (Se aplica un por ciento sobre el valor en Aduanas de las mercancías) y contempla dos Tarifas: Nación Más Favorecida (NMF), que se aplica a las importaciones de un grupo de países con los cuales Cuba mantiene determinados convenios y General, que se aplica al resto de los países

En este enlace puede descargar el Arancel Comercial de Cuba (Resolución Conjunta MINCEX-MFP No. 1 de 2021), así como los demás documentos complementarios:

DESCARGAR Arancel